Israel ofrece premio a soldados por matar a palestinos en huelga

Netanyahu rechazó ayer la investigación independiente solicitada por la ONU y la UE acerca de los incidentes del pasado viernes en la Franja de Gaza, en los que murieron al menos 15 palestinos, y reclama tener los cuerpos de otros dos fallecidos de quienes varias ONG han solicitado su evacuación.

Lo anterior lo aseveró Lieberman ayer a la Radio del Ejército, al considerar que ‘la mayoría eran terroristas’, después de que el Ejército asegurara que diez de los fallecidos son miembros activos de la organización Hamas.

  • El Dato: Desde 2014, Gaza no había sido sometida al acoso militar de los últimos días;  palestinos convocan a nuevas protestas.

Lieberman consideró que la petición de investigación es hipócrita y defendió la “actuación de las tropas” como lo hiciera el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, quien alegó que Israel estaba tomando “medidas firmes para defender su soberanía”.

Decenas de miles de palestinos secundaron el viernes en Gaza la llamada Gran Marcha del Retorno, la primera de una serie de movilizaciones que se extenderán durante seis semanas y que derivó en enfrentamientos con el Ejército israelí.

Los 15 fallecidos confirmados, la mayoría por munición del Ejército israelí, y el alto número de heridos, más de mil 400, provocaron la conmoción de la comunidad internacional y las críticas de países y ONG que condenaron “el excesivo uso de la fuerza”.

El Ejército asegura que los manifestantes lanzaron objetos incendiarios contra los soldados y sobrepasaron los 300 metros donde tienen prohibido el paso, desde la frontera israelí hacia el lado palestino, ante lo que respondieron con amplio material antidisturbios, fuego real y gases lacrimógenos lanzados desde drones.

La ONG Al Mizan y la israelí Adalah —Centro Legal por los Derechos de la Minoría Árabe—, solicitaron ayer a Israel el acceso a este área, al identificar el viernes a dos hombres que se encontraban en “condiciones desconocidas, heridos o muertos” a 150 metros de la frontera.

Ayer, el comandante general Yoav Mordejai, responsable del organismo militar que controla los territorios, COGAT, informó que retienen los cuerpos de estos dos palestinos, lo que aumentaría a 17 los fallecidos durante la jornada del viernes, aunque el Ministerio de Sanidad de Gaza no ha confirmado esta cifra por el momento.

Mordejai identificó a los fallecidos como Masab Salul, un miembro del brazo armado de Hamás, las Brigadas Ezedin al Qasam, y Mohammed Rabaya, y aseguró que estaban armados y que tenían intención de “atentar contra Israel”.

Además, advirtió que no devolverán los cadáveres de quienes considera “terroristas”, hasta que recuperen los cuerpos de los cautivos israelíes que Hamás mantiene en el enclave desde 2014.

Por su parte, las Brigadas Ezzedin Al-Qassam, brazo armado del Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMÁS), aseguraron ayer que el régimen de Israel pagará un alto precio por la masacre de palestinos en la protesta del Día de la Tierra o la Gran Marcha del Retorno en la Franja de Gaza.

“La sangre de los mártires palestinos nunca se derramará inútilmente, el enemigo (Israel) pagará el precio cuándo y dónde decida la resistencia”, informó el brazo armado de HAMÁS en un comunicado.

 

Frente abierto en contra de Turquía

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, se enfrentaron ayer en una “guerra de palabras” por los recientes actos de represión del Ejército israelí contra manifestantes palestinos en la frontera con Gaza.

Erdogan acusó a Netanyahu de ser “un terrorista”, a lo que el jefe del gobierno israelí respondió, criticando la intervención militar turca en la norteña región siria de Afrin.

“No necesito decirle al mundo cuán cruel es el ejército israelí. Podemos ver lo que está haciendo este Estado terrorista al observar lo que pasa en Gaza”, declaró Erdogan en un congreso del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP).

“¡Oye, Netanyahu! Eres un ocupante. Y como un ocupante que estás en esas tierras, al mismo tiempo eres un terrorista”, afirmó Erdogan, ante miembros de su partido.

En Twitter, el jefe de gobierno israelí respondió: “El ejército más moral del mundo no recibirá lecciones de moralidad de alguien que lleva años bombardeando población civil indiscriminadamente”.

Comentarios de Facebook