Tips: Cómo amueblar un apartamento pequeño

El vivir en un apartamento pequeño no significa que uno no pueda tener buen gusto para amoblarlo y decorarlo. Veamos en este post de Aprender Gratis algunos consejos para amoblar un espacio no muy grande y de forma sencilla, sin que implique un gasto cuantioso de dinero.

El principal requisito será, antes que nada, medir y conocer bien los espacios que tengamos. Habrá que sentarse, papel en  mano, y decidir cuáles son las necesidades por cada una de las habitaciones que se disponga y enfocarse, siempre, en el número de personas que habitan la casa (no será lo mismo si se vive solo o si se trata de una familia de cuatro integrantes).

Será de gran utilidad el hacer un plano general del apartamento y otro, en concreto, por cada uno de los ambientes, para poder tener así claro cuántos y cuáles muebles tendrán cabida en la vivienda.

En esta etapa también deberás considerar todos los aspectos, incluidas las aberturas: dónde estén situadas las puertas y ventanas, así como dónde estén los radiadores y fuentes de calor, será importante ya que será serán lugares donde no podrás colocar un mueble o apoyarlo en la pared.

Otro punto importante en una vivienda son los armarios y alacenas, de por más imprescindibles para poder guardar las cosas y de manera estética.  Contar con espacios de almacenajes adecuados y con la capacidad suficiente -según los habitantes de la casa- será esencial para un apartamento ordenado y que dé una buena impresión.

De todos los ambientes, el living sea quizá sea el que requiera de mayor cuidado, ya que es donde se suele pasar mucho tiempo y la “cara” más visible de quien llega de visita. Sería conveniente tener un lugar reservado para relajarse, sea con pufs o pequeños sofás, dónde poder estar tranquilo, sin interrupciones.

Pues bien, entre estos “imprescindibles” para el living-comedor, además de un sofá -que de disponer el espacio necesario, siempre será mejor un sofá – cama-, también se incluye una mesa de centro (los modelos con cajones pequeños y que permita el apoyo de una lámpara de lectura siempre será mejor), mesa de comedor (mejor extensible y de material resistente, y de fácil limpieza) y sillas, así como otros asientos alternativos (tipo banquetas o pufs).

Otras posibilidades incluyen un mueble de almacenaje (pueden ser apilables para colocar en la pared, donde colocar la televisión o libros, etc.), un aparador o vitrina.

En cuanto a las habitaciones, si se trata de dormitorio principal: para la cama una buena opción es comprar un tipo con base y somier, ya que te permitirá guardar ropa de temporada allí y maximizar el uso de los espacios, así como el comprar mesas con cajones y gavetas, o una cómoda, una silladescalzadora o perchero para dejar la ropa. Otro accesorio más que útil es un espejo -que podrá colocarse detrás de la puerta-.

En cuanto al cuarto para los niños lo mejor, para ganar espacio de juego, será optar por una cama nido o de tipo canguro, ya que esta estructura permite tener dos camas individuales ya listas para usar, una mesita de noche y un escritorio, que puede complementarse con un tablero sujeto sobre cajoneras.

Finalmente, vale destacar que, para ahorrar dinero, una de las opciones más recomendables -y que se pueden encontrar en cualquier ciudad- son los muebles en kit, para armar en la propia casa. Sino también podrás aprovechar las ofertas de liquidación por fin de temporada. Otras ofertas interesantes se pueden encontrar on line o en tiendas de mobiliario de segunda mano.

Cortesía:

Comentarios de Facebook
Compartir