Leyes extrañas que no de deben incumplir en algunos lugares del mundo

Cumplir estas leyes extrañas que se imponen en algunos países del mundo evitará que recibamos multas inesperadas.

Estatua de Buda

El mundo entero es muy similar en algunos aspectos, pero en otros hay grandes diferencias respecto a cómo se vive entre una parte y otra del planeta. Las costumbres, tradiciones, los hábitos y la forma en la que vivimos puede cambiar drásticamente en comparación a lo que hacen personas que se encuentran en otro continente o incluso en un país cercano al nuestro. En especial lo que pueden llegar a cambiar mucho son las leyes, dado que están impuestas por los gobiernos de cada nación y en algunos casos vienen de mucho tiempo atrás en el pasado.

A continuación vamos a repasar algunas de las leyes extrañas que vamos a encontrar por el mundo y que creemos importante que conozcáis para evitar meteros en algún que otro problema. Las ideas proceden de un artículo original de The Telegraph que os dejamos enlazado al final de la noticia y que cuenta con algunas otras leyes que por un motivo u otro no hemos replicado en nuestro resumen.

Algunas de las leyes que tienen países de Asia son cuanto menos curiosas. En Sri Lanka, por ejemplo, están prohibidos los tatuajes que incluyan la imagen de Buda. El nivel de control es tan alto que si al entrar en el país nos ven que tenemos un tatuaje de Buda no nos dejarán acceder al mismo. Por eso es importante que si lo tenemos sea en una zona que no está visible a primera vista. Por otro lado, también está prohibido que nos hagamos selfies con estatuas de Buda.

Otra ley que encontramos en Asia es la que indica que en Tailandia no se puede fumar con cigarrillos electrónicos, vaporizadores y demás herramientas que tienen el mismo tipo de objetivo. Si nos cazan haciéndolo no solo nos podrían poner una buena multa, sino que también es posible que terminemos entrando en prisión y cumplamos hasta 10 años de cárcel. No es como para tomárselo a broma, así que si viajamos a Tailandia no lo hagamos con esta herramienta.

En Japón, por su parte, está prohibida la codeína y otros medicamentos que incluyan este tipo de sustancia, así como medicinas variadas que no cumplan con ciertos controles. No nos van a meter en la cárcel si nos cazan con ello, pero tenemos la deportación prácticamente asegurada. Y Japón es demasiado bonito como para que nos echen del país, sobre todo porque la reentrada será bastante complicada una vez “nos hayan marcado”. Volviendo a Tailandia tenemos que advertir de otra ley: está prohibido que pisemos los billetes de dinero del país, porque como sale la cara del antiguo Rey significaría que se la estamos pisoteando. También está prohibido insultarle.

suciedad

Otra de las normas que nos encontramos en el artículo de The Telegraph cuenta que en Japón está “prohibido” el sobrepeso y que a los hombres de más de 40 años que les supera la tripa en 80 centímetros se les somete a un proceso de dieta guiada. Como decíamos antes, no vamos a replicar todas las leyes del artículo original porque hay algunas… un tanto absurdas. Esta especialmente no tiene nada que ver con los turistas ni los viajeros, a quienes no se les va a decir nada por mucho peso que tengan o muy por encima estén de la media. No tengáis miedo en este sentido.

También leemos que en Barcelona está prohibido escupir al suelo, y es algo que nos ha llamado bastante la atención. Dispuestos a comprobar la veracidad de esta afirmación hemos hecho una búsqueda en Google con las palabras “escupir barcelona” y lo primero que nos ha salido es una web de contactos (bueno, ya sabéis que este tipo de cosas tienen su público…) y luego varios temas sin relación. Sí hemos visto que parece que hay determinadas unas multas para escupir o tirar colillas y papeles al suelo, pero no asustemos a los turistas diciéndoles que van a ir a la cárcel por ello. Nos gustaría saber cuántas multas se ponen al día por escupir o tirar un papel al suelo, pero seguro que la cifra no es muy superior a 0.

Otras leyes que sí son más contundentes incluyen la de no llevar ropa de camuflaje en el Caribe, posiblemente para evitar ciertas confusiones, o la que apunta a que en Ucrania no se puede beber alcohol ni fumar en sitios públicos. En Venecia está prohibido alimentar a las palomas de la plaza de St Mark y en Grecia hay distintos lugares que prohíben el uso de tacones como forma de proteger los monumentos y el suelo por el que se camina. Más sorprendente resulta que en Singapur esté prohibido mascar chicle salvo en el caso de que se trate de un proceso medicinal que esté pactado con nuestro médico. Así que ya sabéis, todo ello no va mal intentar evitarlo cuando viajéis por el mundo para ahorrar alguna que otra multa.

Comentarios de Facebook