Blindadas las carreteras a nivel nacional en vacaciones de verano

Por aire, mar y tierra, más de 20 mil efectivos de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional resguardan a los más de 3 millones de  veraneantes nacionales y extranjeros, que durante el periodo de Semana Santa se movilizarán a lo largo y ancho del país.

En el marco del Comité Nacional de Prevención en Movilizaciones Masivas (Conapremm), los agentes de seguridad tienen la misión de garantizar la vida y seguridad de los bienes, tanto de los que de desplazan a zonas turísticas como de los quedan en casa.

Sin embargo, aunque el dispositivo de seguridad es vasto, la responsabilidad de manejar seguro y disfrutar en un ambiente de paz los sitios turísticos recae en casa ciudadano.

El presidente Juan Orlando Hernández destacó la semana pasada el papel de los miles de voluntarios pero a la vez recordó que cada ciudadano tiene la responsabilidad de manejar con precaución y actuar con prudencia mientras disfrutan en playas, ríos y balnearios.

El año pasado se reportó la muerte de 28 personas, de las cuales ocho fueron producto de accidentes de tránsito. La meta en 2018 es bajar esa cifra, pero para lograrlo es fundamental la colaboración de cada ciudadano.

Con el lema “Honduras te espera”, el presidente Hernández invitó a la comunidad nacional e internacional a descubrir los paraísos turísticos con que cuenta Honduras, entre ellos: riquezas arqueológicas, playas, ciudades coloniales, montañas, bosques y la biodiversidad que tiene el territorio hondureño.

Para esto, desde el pasado fin de semana se procedió a montar operativos de seguridad para el control de las entradas y salidas de los veraneantes, en las principales ciudades.

En este esfuerzo es clave el papel de la nueva Policía de Carreteras, la cual ha comenzado operaciones con 240 agentes y 30 patrullas debidamente equipadas com equipo computarizado, radares de velocidad y alcoholímetros.

Las estadísticas oficiales indican ademas que en 2017 hubo 28 accidentes con 89 heridos, cifra inferior a los 52 accidentes reportados en 2016.

A esto se suma el trabajo de mas de 200 inspectores del Instituto Hondureño de Transporte Terrestre que solicitarán a cada unidad de pasajeros el respectivo permiso con la revisión físico mecánica.

Este permiso debe ser portado por unidades del transporte publico pero también por vehículos particulares que presten el servicio de excursión.

Seguridad por aire, mar y tierra

El vocero de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina), José Coello, informó que para las vacaciones de verano se instalaron más de 500 puntos de control, en los cuales se incluyen: puestos de descanso y centros de atención hacia los turistas y puntos críticos.

Sostuvo que para vigilar las carreteras se cuenta con siete helicópteros, una ambulancia aérea debidamente equipada para atender cualquier emergencia, equipo médico y de enfermería, y los pilotos. También se contará la flota Naval para la protección de embarcaciones.

Las medidas de seguridad garantizan la presencia permanente de las autoridades mediante retenes fijos, patrullajes a pie, vehículos y motorizadas en las zonas de mayor afluencia como las playas, centros de recreación y las zonas urbanas donde se realizan actividades religiosas.

Durante la Semana Santa, elementos de la Policía Militar del Orden Público (PMOP) mantendrán el resguardo de los parques, centros de recreación y Mega Parques como el de Campo Parada Marte en Comayagüela, que permanecerán abiertos todos los días de esta Semana Santa.

Vigilancia las 24 horas

Al mismo tiempo, de manera preventiva, las autoridades mantienen una vigilancia permanente en las terminales aéreas y terrestres por el flujo de veraneantes que ingresan al país estos días de vacaciones.

Asimismo, en las terminales terrestres y en los ejes carreteros se contará con ambulancias, talleres móviles, grúas y cisternas para atender cualquier situación de emergencia que se pudiera reportar.

Con el lema “Hagamos de la Prevención una Tradición”, Conapremm busca reducir la incidencia de accidentes que llenen de luto a la población hondureña, por lo que el trabajo de la Policía de Carretera será fundamental en la prevención de accidentes.

Para reducir la incidencia, este personal está autorizado a implementar esquelas a los conductores que rebasen los límites de velocidad.

Los centros de control funcionan las 24 horas del día, durante todo el feriado de la Semana Mayor.

En las playas, balnearios y en aquellas ciudades donde se realizan actos religiosos que atraen a miles de personas,  hay presencia de los diferentes cuerpos de socorro acompañados por miembros del ejército o de la Policía Nacional,  que se encargan de resguardar el orden y que todas las actividades se realicen sin ningún problema.

Comentarios de Facebook
Compartir