Psicosis: ¿qué es y cómo tratarla?

La mente humana es muy compleja y, cuando sufre un trastorno, puede desembocar en determinadas enfermedades difíciles de detectar y tratar, aunque la Psiquiatría haya avanzado mucho en los últimos años. Una de ellas es la Psicosis, un padecimiento que aleja al paciente de la realidad. Aquí explicamos en qué consiste.

La mente humana es muy compleja. De hecho, aún es muy poco lo que se conoce acerca de ella y sus comportamientos. En consecuencia, cuando sufre un trastorno, puede provocar que la persona que lo padece se aleje y pierda contacto con la realidad desembocando, por ejemplo, en falsas ideas que considera reales, en alucinaciones o en delirios cuya magnitud estará en función de la gravedad del citado trastorno pero que pueden llevarle a autolesionarse seriamente e incluso al suicidio.

Se trata, por tanto, de enfermedades muy serias y muy diferentes unas de otras. Afortunadamente, la Psiquiatría ha avanzado mucho en los últimos tiempos y ha desarrollado diferentes terapias y tratamientos que, o bien curan estos padecimientos, o bien –en casos más graves– los atenúanpermitiendo al enfermo llevar una vida normal.

Foto sobre la Psicosis

La Psicosis hace que el enfermo distorsione la realidad

Entre estos trastornos se encuentra la Psicosis, que, precisamente, se define como una pérdida de contacto con la realidad, que provoca una imagen distorsionada de lo que sucede o de uno mismo y también que el paciente vea o escuche cosas que no existen. Dicho con otras palabras, produce delirios –en el primer caso- y alucinaciones –en el segundo-. Sus causas son muy variadas pero algunas de ellas son ciertos tipos de epilepsia, las enfermedades cerebrales degenerativas como el Parkinson, la demencia, el VIH o algunos tumores cerebrales. Y también la ingestión de ciertos productos como el alcohol y todo tipo de drogas.

Por otra parte, puesto que de un trastorno mental se trata, no existen síntomas físicos que revelen la dolencia. No obstante, si se aprecian indicios en el enfermo tales como un pensamiento desorganizado, con interrupciones abruptas y sin relación con lo que se habla; creencias falsas, con aparición de miedos infundados o incluso oír o sentir cosas inexistentes. En consecuencia, para evaluar si una persona padece Psicosis, el primer paso es realizarle un examen psiquiátrico que puede ir acompañado de determinadas pruebas físicas y en el cerebro.

En cuanto al tratamientodepende de dos factores: el primero es la causa de la psicosis y el segundo su grado de severidad. En un principio, puede ser recomendable internar al enfermo para evitar que se dañe a sí mismo. Además, existen fármacos antipsicóticos que –siempre que no se den otras complicaciones de tipo fisiológico o mental como, por ejemplo, la esquizofrenia– suelen eliminar la enfermedad en un plazo relativamente breve y el paciente puede llevar una vida normal.

Cortesía: http://quecomoquien.republica.com

Comentarios de Facebook