Significado del Cuadro La última cena de Leonardo da Vinci

La última cena (Il cenacolo o The last supperes un mural del Alto Renacimiento pintado con tempera y óleo en yeso, brea y masilla entre los años 1495 y 1498 por el pintor, escultor y artista multifacético Leonardo da Vinci (Vinci, Italia 1452-Amboise, Francia, 1519).cuadro La última cena de Leonardo da Vinci

La pintura mural La última cena mide 4,6 metros de alto y 8,8 metros de largo, y se encuentra actualmente en el lugar que fue pintado originalmente por Da Vinci: en el refectorio o comedor de la iglesia y convento de Santa Maria delle Grazie en Milán, Italia.

La última cena es la obra más famosa de la época del Alto Renacimiento y una de las más famosas del arte cristiano religioso.

La última cena tiene como motivo principal una de las escenas de los últimos días de la vida de Jesús según el relato descrito en la Biblia en el evangelio de Juan, 13:12.

Análisis del cuadro La última cena de Leonardo da Vinci

Leonardo da Vinci quiso plasmar en esta pintura mural la última cena que Jesús tuvo con sus discípulos, pero más importante aún, quiso mostrar la reacción de cada uno de los 12 discípulos cuando Jesús anuncia la certeza de que uno de los presentes lo traicionará.

Los personajes de La última cena

De izquierda a derecha, los personajes de la obra La última cena han sido identificados en Los cuadernos de Leonardo da Vinci y agrupados de la siguiente manera:

  1. Bartolomeo, Santiago el Menor y Andrés sorprendidos.
  2. Judas Iscariote con su cuerpo inclinado hacia atrás, Pedro atormentado y con un supuesto cuchillo en la mano derecha y Juan, llamado ‘el imberbe’, del cual se sospecha que su femineidad sea debido a que su verdadera identidad sea la de María Magdalena.
  3. Jesús en el centro después de anunciar su predicción sobre una traición futura.
  4. Tomás con el dedo índice hacia arriba exigiendo una explicación o un simbolismo secreto de Da Vinci, Santiago el Mayor indignado y Felipe también exigiendo un consuelo.
  5. Mateo, Judas Tadeo y Simón el Celote discutiendo entre ellos.

Perspectiva de La última cena

Jesús es el centro dinámico del cuadro donde todas las líneas de perspectiva convergen y dinamizan a partir de él y por él. La última cena con esta característica de perspectiva linear en un sólo punto se convierte el cuadro de referencia del Renacimiento.

A pesar de que todos los puntos convergen en Jesús, su posición abierta y expansiva con los brazos abiertos y mirada tranquila contrasta y equilibra el cuadro desde y hacia Jesús.

También te puede interesar leer más sobre el cuadro La Mona Lisa de Leonardo da Vinci.

Misterios del cuadro La ultima cena de Leonardo da Vinci

Muchos son los misterios que rodean el cuadro mural La última cena de Leonardo da Vinci debido al secretismo del propio Leonardo con respecto a su nombramiento como dirigente o gran mestre de la hermandad secreta llamada Priorato de Sion.

El interés por los secretos y misterios del cuadro La última cena fue en aumento después de la publicación del libro El código de Da Vinci en el año 2003 y el posterior estreno de la película en el año 2006 donde supuestamente revela varios de los mensajes secretos que Da Vinci plasmó en este famoso cuadro.

Según el libro El código de Da Vinci,  algunos de los misterios o secretos revelados del cuadro La última cena de Leonardo da Vinci son:

  • No hay copas de vino en la mesa: este hecho curioso plasmado por Da Vinci contradice con la creencia popular del consumo de pan y vino como para simbolizar el cuerpo y la sangre de Cristo en la última cena. También contradice con la creencia del cálice en la mesa como representación del Santo Grial.
  • El personaje a la derecha de Jesús sería María Magdalena y no el apóstol Juan. Algunas de las evidencias de esta conexión son:
    • María Magdalena junto a Jesús crean una forma simétrica de un triángulo invertido sin base, símbolo de lo femenino y de la fertilidad.
    • Las ropas de María Magdalena y Jesús son imágenes espejo, o sea, tanto uno como otro reflejan el color y la forma de sus ropas como si fuesen el reflejo del otro.
    • Cuando se sobrepone la imagen de María Magdalena al lado derecho de Jesús, las dos figuras se funden y encajan como si fuesen dos piezas de un rompecabezas.
  • El cuadro La última cena no muestra ningún cálice ni copa por lo que sugiere que el Santo Grial sea una cosa diferente. Las transcripciones medievales de los evangelios usaban el término San Gréal que significaría ‘sangre real’, por lo que se referiría a un linaje real en vez de un objeto sagrado. Esta teoría se basa en la investigación descrita en el libro El enigma sagrado o The Holy Bible and the Holy Grail.

Cortesía: significados.com

Comentarios de Facebook
Compartir