Gobierno venezolano pide a EE UU respeto a los diálogos con la oposición

El Gobierno venezolano vivió hoy otra tensa jornada con el estadounidense a costa de unas declaraciones de su subsecretario de Estado para Asuntos Políticos, Thomas Shannon, que desde la Cancillería caribeña interpretaron como un intento de torpedear las negociaciones en República Dominicana.

El canciller venezolano, Jorge Arreaza, aseguró que la decisión del Gobierno estadounidense de aplicar nuevas sanciones contra varios ciudadanos que considera responsables de violentar el proceso democrático en el país caribeño, anunciada por Shannon en Madrid hace unos días, no dificultarán los diálogos en Santo Domingo.

“Por más esfuerzos que hagan voceros del Gobierno de Estados Unidos para torpedear el diálogo y generar condiciones de violencia, el Pueblo venezolano defenderá su INDEPENDENCIA y la PAZ que hemos consolidado gracias a nuestra democracia constituyente”, afirmó Arreaza en Twitter.

Para el jefe de la diplomacia del país petrolero, estas palabras de Shannon son “reveladoras” ya que, aseguró en otro trino, “viaja a darle órdenes directas a la Unión Europea (UE) para que siga agrediendo a Venezuela”.

“Sería triste que la UE continúe sometiéndose a los dictámenes injerencistas, racistas y guerreristas de (el presidente de EE.UU.) Donald Trump”, agregó.

La UE también aprobó una serie de sanciones económicas contra el Gobierno venezolano hace unas semanas que se sumaron a las ya puestas en marcha desde Washington y pidió este viernes “soluciones acordadas para abordar las necesidades urgentes de la población” venezolana, afirmó el portavoz del Servicio de Acción Exterior de la UE.

La retirada de estos castigos es una de las peticiones del oficialismo en las reuniones que mantienen con la oposición en República Dominicana.

Por su parte, una de las exigencias de la oposición es solicitar la apertura de un canal humanitario para la entrada de alimentos y medicinas, exigencia que llevaron a los diálogos en Santo Domingo, y que es rechazada por el oficialismo ya que considera que podría dar pie a una “intervención militar encubierta”.

El oficialismo, junto con la retirada de las sanciones económicas internacionales, exige el reconocimiento de la Asamblea Constituyente, órgano plenipotenciario compuesto solo por chavistas y rechazado tanto por la oposición como por varios gobiernos del mundo.

Tras más de 12 horas reunidos ayer, las delegaciones decidieron ampliar a hoy las jornadas de negociaciones.

A la salida de la maratoniana cita, el ministro de Comunicación e Información y vocero del oficialismo, Jorge Rodríguez, aseguró que estaban “muy cerca” de alcanzar un acuerdo definitivo.

La oposición venezolana no hizo entonces ninguna declaración.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here