El Barcelona no descarta usar la cláusula de la independencia en futuros contratos

La cláusula del nuevo contrato de Messi revelada por el diario El Mundo según la cual el astro argentino seguiría en el Barcelona en caso de independencia de Catalunya siempre y cuando el club blaugrana siguiera disputando la competición española, la francesa, la inglesa o la alemana puede ser habitual a partir de ahora en los contratos tipo del conjunto culé.

El Barcelona aceptó de buen grado esta cláusula para así evitar lo que podría ser una rescisión unilateral de contrato en caso de una improbable independencia. Desde el departamento legal de la entidad barcelonista consideran que una declaración de independencia podría suponer un “cambio objetivo de las condiciones sobre las que se firmó el contrato original” y que podría ser denunciado por cualquiera de las dos partes para ser rescindido unilateralmente.

En el caso de Messi, el Barcelona y el jugador acordaron en su momento (que hay que recordar que era bastante convulso e incierto políticamente) que Messi seguiría en el Barcelona en caso de independencia siempre y cuando el club le asegurara seguir jugando al máximo nivel.

Desde el Barcelona siempre se defendió que en el hipotético caso de una declaración de independencia, la entidad trataría de seguir jugando en LaLiga española. De no ser posible esta circunstancia, el jugador y el club acordaron tres posibles destinos para el Barça en los que el contrato de Messi seguiría teniendo vigor: la Ligue 1 francesa, la Premier inglesa y la Bundesliga alemana. En cualquier otro caso, Messi estaría liberado para fichar por quien quisiera sin abonar un euro al equipo blaugrana de los 700 millones que tiene estipulado como cláusula de rescisión.

Obviamente, nadie se imagina a Messi jugando una liga exclusivamente catalanaformando parte de una federación que de inicio no parecía que iba a ser reconocida de entrada por la Federación Española ni la UEFA.

El contrato de Messi es el único de la plantilla que tiene esta cláusula porque es el último que se ha firmado y coincidió en el tiempo con una coyuntura muy particular social y políticamente. En casos anteriores, ni se llegó a contemplar. No obstante, no podría ser el último y si prosigue la incertidumbre política podría ser una cláusula recurrente en los próximos contratos y renovaciones.

Comentarios de Facebook