Aunque se desploma, aún hay quienes apuestan por el bitcoin

Hoy en día hay quienes creen que la palabra “bitcoin” significa oro de Wall Street. El ejemplo más reciente es un fabricante de té helado que hasta hace unos días era conocido por bebidas sabor melocotón, frambuesa, guayaba, limón y mango. El jueves, Long Island Iced Tea Corp. anunció un cambio radical: vincular su fortuna a la moda de la criptomoneda.

La compañía con sede en Hicksville, Nueva York, anunció que ahora se llamará Long Blockchain Corp., cambiando su enfoque principal a “la exploración e inversión en oportunidades que aprovechen los beneficios de la tecnología de la cadena de bloques”. Blockchain administrará ahora un libro de contabilidad donde se registrarán las transacciones de divisas digitales, como el bitcoin.

Tras sus caídas de los últimos días, la moneda digital perdió 30% de la noche a la mañana en Asia y las cosas se pusieron tan frenéticas que el mercado cambiario en línea Coinbase suspendió operaciones. Después el bitcoin recuperó gran parte del terreno perdido y cerró el viernes con una baja de 9,5% para quedar en 14.042 dólares, según el sitio especializado CoinDesk.

Los expertos han advertido que el bitcoin es una burbuja financiera a punto de estallar, pero persiste la fiebre por adquirirlo. Además, muchas personas ya han escuchado de esa moneda digital, pero muy pocas la poseen.

“Hay una fiebre en marcha”, dijo Emin Gun Sirer, profesor asociado de informática de la Universidad de Cornell. “Siempre la hay cuando hay tecnologías nuevas y emocionantes”.

Long Blockchain no es la primera compañía que enlaza su suerte con la moneda digital y probablemente no será la última, dicen los expertos.

Bioptix Inc., una empresa biotecnológica con sede en Colorado, anunció en octubre que cambiaría su nombre a Riot Blockchain Inc. para reflejar su nuevo enfoque. Sus acciones han subido un 250%, incluso después de una caída del 24% el jueves.

Las acciones de Overstock.com han subido 285% este año, luego de que el minorista en línea anunció que aceptaría bitcoins para realizar compras y que lanzaría una oferta de estas monedas digitales a través de su sitio. Las acciones de la empresa británica On-line PLC se dispararon casi un 400% en octubre cuando anunció planes de cambiar su nombre a On-line Blockchain PLC.

Nova Lifestyle Inc., una empresa de muebles modernos, también se incorporó a la tendencia el jueves, diciendo que comenzaría a aceptar bitcoins y otras grandes criptomonedas. También anunció la creación de una subsidiaria llamada “I Design Blockchain Technology Inc.”

Dada la fuerte revaluación del bitcoin _que a principios de año costaba unos 1.000 dólares y que el jueves llegó a cotizarse en alrededor de 15.500_ y de otras criptomonedas, hay muchos que dan por seguro que es una burbuja especulativa y que en algún momento estallará, como ocurrió con la fiebre de las punto-com de finales de la década de 1990. En ese entonces, muchas acciones aparentemente somnolientas se dispararon luego de que solo añadían un “punto com” a sus nombres, recordó Jack Ablin, director de inversiones de BMO Private Bank.

El experto en marcas Allen Adamson dijo que cada vez que hay una revolución innovadora importante en una industria o un sector de la economía, otras compañías se apuran para tratar de entrar. Sin embargo, sin un plan de negocios o una tecnología sólida, Adamson dijo que el bitcoin es un fraude.

“No es un juego serio de negocios”, agregó. “Es solo un momento de suban todos a la carreta y hagamos dinero rápidamente”, dijo Adamson.

La Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos advirtió la semana pasada en un comunicado a los inversionistas que procedan con cuidado frente al bitcoin y otras monedas digitales. La Comisión de Comercio de Futuros propuso regular el bitcoin como si fuera una mercancía, en forma similar al oro o el petróleo. La Autoridad Reguladora del Sector Financiero, un organismo de supervisión, emitió una advertencia similar en fecha reciente.

Long Blockchain no respondió a una llamada en busca de comentarios sobre los llamados a la cautela.

La empresa, que comenzó a cotizar en bolsa en 2016, no ha obtenido beneficios durante al menos cinco años. Su comunicado de prensa no ofrecía planes definitivos para la tecnología, diciendo solo que veía una “oportunidad única en una generación” y que se encontraba en las “etapas preliminares de evaluación de oportunidades específicas”. Precisó que seguirá dirigiendo su negocio de bebidas. CORTESÍA : Yahoo

Comentarios de Facebook
Compartir