Asensio, el terror del Barça en los Clásicos

Después de la Supercopa de España, de dos partidos en los que la superioridad del Real Madrid sobre el Barça fue notoria, Marco Asensio apareció por sala de Prensa para hablar sobre su renovación hasta 2023. Al delantero balear le llegaron a preguntar entonces si ganaría el Balón de Oro algún día. Tal era el vuelo que había logrado el futbolista de Mallorca, el terror del equipo azulgrana en aquella final.

Como si cumpliera un ritual, Asensio volvió a marcar en un torneo en el que debutaba. Fue en el partido de ida de la Supercopa de España, en el minuto 89, con 1-2 en el marcador para el Madrid, que ya jugaba por Cristiano tras su polémica expulsión. Lucas Vázquez comandó un contragolpes en el que sirvió el balón en profundidad a Asensio. El internacional venía corriendo desde su propio área, pero no se lo pensó demasiado. Levantó la cabeza y antes de que le saliera al paso Piqué descargó un disparo a la escuadra de Ter Stegen. Fue corriendo al córner para celebrar el prodigio mientras mostraba su camiseta. El Barça se tambaleaba.

Rendido ter stegen

Asensio, sin embargo, se guardó lo mejor para el partido de vuelta. En el minuto 4, nada más empezar el segundo Clásico del curso, agarró una pelota en media cancha y soltó un obús que sorprendió a Ter Stegen, incrédulo. El balón recorrió no menos de 30 metros a una velocidad de 108 kilómetros por hora. El portero del Barça reconocería después que ese tanto fue el mejor gol que le habían metido en su carrera. Asensio esperará su momento en el banquillo para jugar en el Clásico de LaLiga. Visto lo visto, es un jugador al que debe temer el Barça.

Comentarios de Facebook