Los cracks retirados en 2017: Kaká, Pirlo, Totti, Xabi Alonso…

El 2017 será recordado como el año del adiós de grandes futbolistas. El brasileño Kaká, ganador del Balón de Oro de 2007, anunció que cuelga las botas a sus 35 años. El genial centrocampista, dotado de una técnica exquisita, vivió sus mejores días en el Milán, donde disputó seis temporadas en dos etapas diferenciadas, una brillante entre 2003 y 2009 y un gris medio curso en 2013. Entremedias jugó en el Real Madrid (2009-2013) sin cubrir las expectativas de los 65 millones pagados por él y posteriormente regresó a Brasil para jugar en Sao Paulo antes de vivir sus tres últimos años de carrera en el Orlando Pirates estadounidense.

Pero Kaká no es el único crack que ha colgado las botas este año. En el Bayern de Múnich se despidieron recogiendo títulos Philipp Lahm y Xabi Alonso. El mítico lateral derecho alemán, reconvertido a centrocampista por Guardiola, dijo adiós al club bávaro tras 12 temporadas consecutivas en el primer equipo. Pieza básica en los títulos de su club y de la selección, portó el brazalete en los dos emblemas del fútbol alemán. Por su parte el centrocampista español dijo adiós con 35 años después de una carrera plagada de éxitos, ganando dos Champions, una con el Real Madrid y una con el Liverpool, una Liga, dos Copas del Rey, dos Eurocopas y un Mundial con la Selección, tres Bundesligas con el Bayern y un sin fin de trofeos. El tolosarra dejó huella en el fútbol español como uno de los mejores pivotes del mundo y un experto pasador, principalmente en los balones largos.

En Italia se produjeron dos retiradas de renombre. Andrea Pirlo y Francesco Totti han decidido dejar el fútbol en este 2017. El centrocampista dijo adiós en el New York City después de pasar sus tres últimos años de carrera en Estados Unidos. Antes, se había convertido en uno de los centrocampistas más relevantes de la historia del fútbol italiano, jugando en Inter, Milán y Juventus y su precisión con el esférico que le llevaron a ser nombrado uno de los mejores lanzadores de falta de la historia. Por su parte Totti ha sido uno de los ‘one club man’ y desarrolló toda su carrera en el mismo equipo, el Roma. El delantero jugó en el primer equipo desde 1993 a 2017 y colgó las botas con 40 años tras disputar 786 partidos y marcar 307 goles.

En Inglaterra la gran despedida fue la de Frank Lampard. El centrocampista se convirtió en un emblema en el Chelsea antes de salir al New York City llegando a jugar un tiempo con el Manchester City. El inglés formó parte de la plantilla blue 13 años seguidos donde destacó por su gran llegada y su poderío físico. Se midió en múltiples ocasiones al holandés Kuyt, que también se retiró en el 2017. Y el delantero lo hizo por todo lo alto ganando el título liguero con el Feyenoord. Kuyt dejó unas cifras goleadoras notables en su país y fue conocido por el mundo entero durante su periodo en el Liverpool (2006-2012).

Compartir