CON INVERSION DE MIL 600 MILLONES INICIA PROYECTO DE GOBIERNO PARA QUE FAMILIAS DE ESCASOS RECURSOS Y CLASE MEDIA COMPREN SU VIVIENDA

Millones de hondureños, de generación en generación, han visto su sueño de adquirir su propia vivienda como algo inalcanzable e imposible, y han pagado alquileres que, en la mayoría de los casos, son elevados e injustos.

 Esta situación llevó al presidente Juan Orlando Hernández a diseñar un  proyecto de Vivienda Social y Vivienda Media que iniciará con una inversión estatal de mil 600 millones de lempiras y generará al menos de 60 mil empleos directos, en un esquema que prioriza e incluye a los operadores de justicia.

El programa fue presentado este jueves en Casa Presidencial por el mandatario Hernández a los representantes de los distintos cuerpos que conforman la plataforma de operadores de justicia, entre estos, el Ejército, la Policía Nacional, jueces, fiscales, Cuerpo de Bomberos, miembros del 911, Copeco, entre otros.

Los mil 600 millones de lempiras del esquema de financiamiento serán utilizados en el pago de bonos para las familias de escasos recursos, así como para bajar la tasa de interés a 9.7%, una cifra que nunca se había ofrecido en el país.

Jaime Omar Silva, general del Cuerpo de Bomberos, consideró la iniciativa “como muy importante, porque el presidente siempre ha estado pendiente del ejército, de la Policía, los bomberos y el personal del 911, esto beneficiaá a muchas familias y que en especial los miembros de nuestras tropas puedan acceder a este financiamiento”.

El alcance del programa

El presidente Hernández de entrada dijo que desde el Gobierno, “siempre hemos querido estimular a los que quieren tener su casa, porque la casa es una necesidad básica o primordial, y hay que reconocer que en un momento se hizo difícil tener esa oportunidad y la gente se acostumbró a pagar alquiler”.

De esa forma, expuso que primero se empezó a entregar bonos, luego se observó varios modelos de viviendas en otros sectores del continente, “hasta llegar a este programa que presentamos hoy. Los bancos y cooperativas deben ver este programa de financiamiento como el crecimiento económico sostenido que necesitamos en el país”.

Hernández dijo que “en muchos casos la gente, por ejemplo puede obtener el beneficio de pagar una cuota menor a lo que la familia paga por concepto de alquiler, y es algo que no se había visto en el país”.

Estamos incluyendo a las familias pobres que no han tenido esa oportunidad, con ingresos bajos y a tasas preferenciales –añadió Hernández- y además “de obtener una gran generación de empleo en el país, vamos a dinamizar la economía que es lo que estamos buscando”.

El empleo y los operadores de justicia

Explicó Hernández que “el gran objetivo en los próximos cuatro años, es generar empleo de manera masiva, porque el país lo requiere para mantener de manera sostenida el crecimiento económico que hemos evidenciado en los últimos años”.

Sin embargo, dijo el gobernante que uno de sus ideales, igual apuesta por realizar una feria de la vivienda, en la que la gente “pueda exponer sus capacidades económicas y observar las opciones que tiene para hacerse de su casa”.

Por otro lado, Hernández reconoció el importante papel de los operadores de justicia en el país, una labor que debe ser recompensada con beneficios sociales para ellos y sus familias.

“Los operadores de justicia arriesgan todo, incluso a la familia por proteger al país, entonces el país debe devolverle parte de ese esfuerzo. Muchos de ellos no tienen casa y es algo que no debe ocurrir, por lo que representan para Honduras”.

Incluso dijo que los operadores de justicia viven en lugares donde son amenazados constantemente, “y eso no puede ser y por ello se les debe tratar de manera diferenciada, porque son muy importantes para el estado y la sociedad en general”.

El inicio de estímulos

Por otra parte, el titular de Casa de Gobierno, refirió que el impulso al sector de la vivienda social y media, solo es parte del gran esquema de fortalecimiento a sectores que generan riqueza y la misma presenta beneficios para Honduras.

“Esto es el comienzo de los estímulos al sector vivienda, porque el otro gran reto es el crecimiento del agro, y es importante que la gente vea sus productos como una forma de vivir, para no buscar empleo en las ciudades, porque Honduras debe ser autosuficiente a la hora de producir lo que necesita”, indicó Hernández.

También dijo que “el otro sector a fortalecer es el turismo, ya tenemos la Ley de Incentivos, pero igual debemos crear el Fondo de Incentivos, porque en estos tres sectores: turismo, vivienda y agro, son sectores que generan riqueza en el país y esta se queda en Honduras, debemos aprovechar esta opción”.

La inversión y las 10 mil viviendas

Mientras tanto, Sergio Amaya de la Comisión Nacional de Vivienda y Asentamientos Humanos, Convivienda, confirmó que la inversión anual entre bonos y la tasa especial de interés para este proyecto requerirá una inversión de 1,600 millones de lempiras, con una generación de empleos directos de 60 mil plazas directas y 240 mil indirectas, con 10 mil unidades (casas) en un año.

“La tasa de 9.7% es algo que no se ha visto en el país y los precios de vivienda, igual resultarán muy interesantes para los ciudadanos y para los desarrolladores de proyectos, aquí se busca que toda la población pueda tener acceso a los bonos”, dijo Amaya.

El esquema de financiamiento tiene como gran objetivo ser inclusivo, porque busca bajar las tasas de interés, ampliar los plazos y generar mucho empleo en beneficio de todos los hondureños que tienen necesidad de una vivienda y en especial para familias de ingresos medios –dijo Amaya.

Comentarios de Facebook
Compartir