Cuando negoció la ampliación del contrato de su hijo hasta 2021, acordó con los directivos blaugranas que cobraría una prima de 26 millones de euros (30 millones de dólares) después del 31 de julio. Al entrar en el mes de agosto, tendría que recibir el dinero de forma inmediata.

No obstante, el diario MARCA informó este martes que el Barça quiere evitar el pago si va a perder a uno de sus mejores jugadores.

Para ese entonces, el club catalán pensó que habría hecho un buen trato. Logró rebajar en 14 millones de euros al premio, ya que el papá del atacante brasileño pretendía 40 millones. Sin embargo Neymar Santos Sr. cobrará por el premio del fichaje.

Como agente de su hijo, recibirá una suculenta prima del club francés por llevarlo a sus filas, con una suma de 40 millones de euros (47 millones de dólares).